¿Las injusticias se pagan?

 

La vida no es justa.

No es justa con el niño que nace con una deformación o un retraso.

No es justa con el adulto que sufre un accidente sin ninguna responsabilidad y queda en silla de ruedas.

La vida no es justa con un refugiado que huye la tierra que lo vio nacer por guerras y hambrunas, buscando una vida mejor y queda atrapado en un campo.

La vida no es justa y debemos aceptarlo y enseñar a nuestros hijos que no lo es y no tiene por qué serlo.

Y debemos aprovechar las oportunidades que se nos presenten, oportunidades de disfrutar, de aprender y de VIVIR con mayúsculas.

En esta vida SI que hay personas que tratan de ser justas, y por todos lados hay muestras de heroísmo y solidaridad.

Esa es para mí la diferencia.

Porque cuantas más personas busquen esos ideales, mejor será nuestra sociedad y nuestro mundo…

Pero para ello, hay que “mojarse”, hay que implicarse y saltar las barreras de la comodidad, del “qué dirán”, del “yo no puedo hacer nada”, del “mi tiempo ya pasó”…

TODOS podemos hacer algo, TODOS, en nuestro entorno, en nuestro casa, en nuestro trabajo, en nuestro deporte. Con nuestros amigos o con nuestros hijos o nietos…

…ser EJEMPLO y ser ESPEJO!!!

 

Una respuesta a “¿Las injusticias se pagan?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *